Finanzas Saludable

Mantén tus fianzas saludables

En la época actual tener un control sobre los gastos propios y el desarrollo de nuestra salud financiera es importante si se desea vivir en un sentido de tranquilidad y con posibilidades de crecimiento. Es importante de manera fundamental seguir ciertas practicas que aseguran la estabilidad económica de la persona.

 

  • Un presupuesto de gastos mensuales es una práctica que no vemos tan comúnmente como deberíamos; es importante realizar una lista de ingresos y egresos; esto te permite identificar aquellos gastos que son solo un derrame innecesario; además te permite conocer cuales son tus capacidades de ahorro y plantear objetivos.

 

  • El ahorro es indispensable; establece una cantidad base en cada ingreso y apártala a manera de ahorro, no solo aquello que te sobre de los gastos sino una inversión constante que te permita multiplicar tu dinero a futuro.

 

  • Establece tu capacidad de endeudamiento para nunca rebasarlo y paga tus deudas a tiempo; pagar el mínimo o no pagar puede terminar volviéndose un ciclo vicioso en donde terminarás pagando 3 veces el costo del endeudamiento original.

 

  • Regula el uso de la tarjeta, las tarjetas de crédito son una gran herramienta; para aquellos que saben utilizarla. Recuerda que el crédito no es un dinero extra que tienes, es un préstamo que te realiza el banco y que vas a tener que pagar; aléjate de aquellas “promociones” como meses sin intereses que al final pueden representar una carga para tus ingresos.

 

  • Aunado a lo anterior; no compres por impulso y más aún por internet, el decir “me lo merezco” o “para eso trabajo” cada semana no es una practica saludable y limita tu capacidad económica para las metas que de verdad tienen un valor duradero.

 

  • Al momento de comprar siempre compara precios; la primera opción no siempre es la mejor y hay muchos otros espacios que te permiten adquirir lo mismo a un mejor precio.

 

  • Compra inteligente; busca adquirir aquellos servicios y objetos de alta longevidad que te permiten antecederte a deudas; gastos funerarios y seguros de gastos médicos son las mejores inversiones; uno no debe comprar estas cosas cuando las necesita sino en preparación para cuando sean requeridas; evitando así un gasto mucho mayor.