Invertir en Arte

No necesitas ser un experto para invertir en arte

El mercado de inversión del arte es un mercado que se maneja de una manera diferente al mercado de inversiones en activos financieros; así mismo hemos visto un crecimiento constante en la inversión hacia este mismo con un 13% desde el 2000.

Con un costo menor al de un centenario se puede obtener una pieza que multiplique su valor varias veces en pocos años; de hecho, en los últimos 10 años los artistas contemporáneos han obtenido una rentabilidad anual del 12.4%; Esto representa una rentabilidad superior a la del merado de materia prima y de renta fija.

Como tal existen dos motivaciones para invertir en el mercado del arte; el gusto y disfrute estético que impulsa la inversión por elementos puramente emocionales y el rendimiento puro de la inversión que representa el mercado del arte.

Para poder ser un coleccionista exitoso; al igual que para ser in inversionista, es importante adquirir ciertos aspectos y perspectivas:

 

  • Es importante saber que es lo que te gusta; si planeas realizar una gran inversión es necesario que sea algo que te agrade, te guste. LA final de cuentas es algo que vas a poseer por un tiempo es importante que más allá de su valor económico te aporte un valor estético.

 

  • Para poder ser un buen inversionista es importante informarse de que es lo que se está haciendo en el arte actualmente y que está pasando den el mercado; el mantenerse informado y exponerse constantemente al arte es un requerimiento para todo aquel que desea incursionar en ello.

 

  • Es importante alejarse de las modas pasajeras, existen muchos artistas que solo surgen por un momento y desaparecen en cuestión de un par de años; artistas donde sus obras comienzan a perder su valor económico al carecer de un valor estético o cultural.

 

  • Siempre buscar apoyo en la búsqueda de tendencias y apoyar a los artistas jóvenes; acercarse a un especialista y apoyar el surgimiento de talento joven no solo refuerza al mercado del arte sino que tiende a traducirse en un alto índice de retorno económico.