Préstamos para autónomos

Las personas que trabajan como autónomos suelen ser muy emprendedoras y a veces requieren de capital para seguir con sus proyectos o bien continuarlo; es en este punto donde suelen no tener tantas ventajas en comparación con los que reciben un sueldo o una pensión. Los autónomos tienen ingresos variables y, por ello, para las entidades bancarias o empresas prestamistas pueden ser un riesgo. En un mes de bajo ingreso, estos pueden verse tan comprometidos que pueden incumplir con el pago de la deuda adquirida.

¿Es muy difícil conseguir un préstamo siendo autónomos?

La inestabilidad en los ingresos económicos de un autónomo es lo que impide que accedan fácilmente a los créditos que ofrecen tanto las entidades bancarias como las financieras, por factores que pueden afectar fuertemente sus ingresos como es el caso del incremento en sus facturas, volumen de trabajo irregular, obligatoriedad de pagar la Seguridad Social, tener algún imprevisto como enfermedad o embarazos que le obligue a estar fuera del negocio por mucho tiempo. Estos son elementos que los hacen blanco del riesgo de impago de la deuda.

Sin embargo, siempre hay la manera de poder demostrarle al banco que recibimos ingresos mensuales suficientes para hacer frente a compromisos como un préstamo, permitiéndoles hacer una revisión donde analizarán los balances de la cuenta del negocio. Pero antes de acudir a este este tipo de producto bancario, debemos hacer un análisis de las ofertas que nos ofrecen tantos estas entidades como las de capital privados.

El mercado de créditos está cambiando casi a pasos agigantados y esto le ha abierto una puerta de financiamiento a muchos autónomos que cumplen con las condiciones que ponen tantos las empresas como inversores individuales. Las plataformas de Crowdlending es la modalidad más popular en la actualidad entre quienes buscan financiamientos, ya que les facilita la tramitación; además provee una rápida disponibilidad del capital solicitado.

Cualquiera sea la opción que elijas para financiarte, entidad bancaria, privada o Crowdlending, debes analizar a fondo sus ventajas y los costes totales del préstamo, pues la idea no es pagar demás por un crédito.

¿Cuáles son los tipos de créditos para autónomos que puedo contratar?

Hoy en día los autónomos no sólo pueden recurrir a los bancos para obtener o acceder a algún préstamo. A través de internet se han aperturado varios productos con los que podemos financiar nuestros proyectos empresariales o personales, las cuales son ofrecidas por las empresas fintech o las plataformas Crowdlending.

Vamos a ver una breve descripción de los productos:

  • Préstamos personales para proyectos particulares: Si probamos a los bancos que estamos recibiendo ingresos suficiente para cubrir este tipo de compromisos sin afectar nuestra economía, podemos acceder a este producto de financiamiento que ha sido diseñado para asalariados, pensionistas o autónomos que cumplan con sus condiciones y tengan algún proyecto personal para desarrollar.
  • Préstamos para autónomos y pymes: Con este producto financiero los autónomos y pymes pueden obtener el capital que requieren para cubrir sus necesidades. El interés por estos préstamos es inferior a los que se tienen que pagar por los que son para consumos personales. El plazo para amortizar este tipo de deudas es de 15 años.
  • Líneas de crédito para autónomos y pymes: Cuando los autónomos y pymes requieren dinero circulante, una opción que pueden tomar es solicitar una línea de crédito, el cual les permite acceder a dinero de forma inmediata para cubrir sus necesidades. La ventaja de este producto es que solo pagan intereses por el dinero que utilicen y no por todo el capital que le haya sido aprobado. Con una línea de crédito un autónomo puede obtener hasta 100.000 euros; la tasa de interés a pagar por este límite de crédito varía entre el 5% y el 10% TAE, a un plazo máximo de 12 meses.
  • Préstamos P2P: Este tipo de préstamo es totalmente online, es decir, no es provisto por las entidades o empresas financieras. Se trata de inversores con capital que buscan ser parte de proyectos que le den rentabilidad a corto plazo. Su funcionamiento es bastante sencillo. Se trata, en primer lugar, de presentar nuestro proyecto en estos sitios, de qué se trata y el capital que necesitamos para desarrollarlo. El siguiente paso corresponde darlo a la plataforma web, la cual hace un análisis del riesgo del proyecto y establece el interés que va a pagar el autónomo por obtener el capital que necesita para su proyecto. Finalmente, los inversores que estén interesados en financiarte te prestarán su capital.
  • Mini créditos: Este producto está diseñado para antiguos clientes de las entidades o empresas financieras. No necesita de aval y puedes obtener hasta 1200 euros para ser pagados en 30 días. Si eres autónomo, para que las empresas financieras te aprueben este tipo de crédito, debes percibir ingresos suficientes y constantes que te permitan cumplir con el compromiso adquirido de forma puntual. Es ideal para cubrir requerimientos muy puntuales como reparaciones o pago de factura.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: Se trata de poner en garantía algún bien o propiedad de valor suficiente que nos permita obtener un préstamo para ayudarnos a desarrollar algún proyecto personal o empresarial. Puede ser un coche, una casa o bien, un terreno. Con este producto puedes financiarte hasta con un 40% del valor del bien. Los préstamos con garantía hipotecaria son ideales para los emprendedores autónomos que están dando sus primeros pasos en las inversiones de capital, ya sea de forma personal o empresarial.

De acuerdo al tipo de necesidad de capital que tengas, puedes contratar algunos de estos productos. Cada uno de ellos se adapta a los requerimientos que exigen los proyectos personales o empresariales, aun si eres autónomo.

¿Cuáles son los requisitos para obtener un préstamo para autónomos?

Los requisitos van a variar de acuerdo a dónde acudamos a solicitar los productos de financiamiento; y dependen de estos también, es decir, los requisitos para financiar proyectos personales serán menos estrictos que los que sean para proveer de capital a empresas. Sin embargo, hay algunos que son obligatorios y convergen en casi todas las entidades o empresas financieras.

Estos requisitos son:

  • El negocio que se va financiar debe estar registrado en el territorio español: Cuando se trata de un proyecto empresarial, es obligatorio que este negocio por pequeño que sea esté registrado en España.
  • Debe tener una facturación anual mínima: Si bien los ingresos mínimos exigidos varían de una entidad a otra, vas a necesitar contar con facturación anual.
  • Antigüedad de la empresa: Este es otro requisito que variará de una empresa a otra, pero el negocio debe tener un mínimo de meses operando en su mercado.

Cuando se solicita un producto financiero como los mini créditos, no es necesario cumplir con estos requisitos, ya que se exigen otros, tal como ser mayor de edad. Esto se debe a que son préstamos personales para cubrir pequeños requerimientos de liquidez.

¿Cuáles son los documentos que solicitarán si soy autónomo?

Para las entidades y empresas financieras, el que seamos autónomos representa un riesgo, ya que los ingresos no son tan constantes y estables como cuando se es asalariado o pensionista. Por eso necesitamos comprobar la solvencia que tenemos, así como nuestra identidad. Los documentos que solicitan las empresas financieras varían de acuerdo al tipo de productos que solicitamos, así como el importe de capital que requiramos.

Los documentos solicitados, generalmente, son:

  • Fotocopia del documento de alta como autónomo.
  • Fotocopia de la declaración de la renta y patrimonio.
  • Documento que muestre la antigüedad del negocio.
  • Justificante de ingresos estables.
  • Fotocopia del NIF de las personas que intervienen en el proyecto.
  • Fotocopia de recibos de deudas con otras entidades.
  • Último pago a la Seguridad Social.

Quiero ser autónomo, ¿cuáles son mis opciones?

En la actualidad, hay algunos programas que están promoviendo el trabajo por cuenta propia y el emprendimiento de proyectos personales o empresariales. Los Servicios Públicos Estatales también están prestando apoyo, pero se requiere que las personas estén desempleadas y en busca de trabajos de forma activa.

En el territorio español están las siguientes subvenciones en las que te puedes apoyar:

  • Por el establecimiento: El valor que provee esta subvención depende de dos elementos. En primer lugar, de acuerdo a la cantidad que se haya establecida en cada Comunidad Autónoma. Y, en segundo lugar, el grupo para quien vaya dirigido.
  • Subvención financiera: A través de este programa las entidades financieras establecen un tipo de interés de acuerdo el préstamo que haya concedido. La subvención financiera tiene está diseñada para cubrir hasta cuatro puntos enteros de la comisión. Tiene como condición que la mínima sea de 5.000 euros con un máximo de 10.000 euros.
  • Subvención por asistencia técnica: Esta subvención provee hasta 2.000 euros para ayudar a cubrir un mínimo del 75 % del valor por los servicios prestados.
  • Subvención para formación: Está diseñada pueden obtener hasta 3.000 euros para cubrir hasta el 75 % del coste por los servicios prestados.

Si bien estas subvenciones están apoyando las iniciativas autónomas para desarrollar proyectos personales y empresariales, el gobierno está planeando diseñar nuevas medidas para impulsar a las pequeñas empresas.

Algunas formas de financiación que son alternativa para autónomos

Los productos que ofrecen las entidades y empresas financieras no son las únicas opciones de obtener préstamos para los autónomos. Como hemos dicho antes, éste mercado se está ampliando, ofreciendo más formas de obtener liquidez cuando lo requerimos, para hacer una reparación o comprar algún bien.

Estas son otras de las alternativas de financiación para los autónomos:

  • Leasing o contrato de arrendamiento financiero: Se trata de un acuerdo de arrendamiento entre los autónomos y las empresas que tienen maquinarias o bienes que estos necesitan para hacer funcionar su negocio. Por ello pagan una mensualidad y en determinado periodo de tiempo, se puede llegar a establecer la opción de compra.
  • Descuento comercial: En este tipo de productos, la entidad que proporciona el financiamiento utiliza un pagaré o una factura como un medio para emitir una obligación de pago a los autónomos, con el cual le da un adelanto de un porcentaje del costo. Esto es muy útil para pagar materiales o alguna otra necesidad que tengan.
  • Confirming: Cuando los autónomos optan por contratar este producto financiero, la empresa procede a gestionar los pagos a nuestros proveedores. A cambio de ello, debemos pagar el importe de los gastos por la gestión. 

Además de estos productos, algunos proveedores le permiten a los autónomos pagar la mercancía a plazos, lo cual le da la oportunidad de vender para cumplir a tiempo con los pagos.

¿Quién concede préstamos a nuevos emprendedores?

Para aquellas personas que están iniciando su negocio y necesitan financiación para cubrir algunos costes, las distintas plataformas que ofrecen servicios de asesoramiento de financiamiento, están proporcionando mucha información de quienes están concediendo préstamos a estos nuevos emprendedores y cómo acceder a ellos.