Prestamos Baratos: es posible conseguirlos?

Somos seremos humanos, y a veces es demasiado fácil caer en la tentación. ¿A qué me refiero? A los prestamos baratos, que funcionan como bacterias que van contaminando todo lo que tocan, y cada vez están disponibles en más lugares.

Vamos a empezar con lo principal: el objetivo de quien otorga un préstamos es ganar dinero. Eso es básico, parece que todos los sabemos, pero lo aclaro porque todavía hay personas que piensan que las entidades privadas nos están haciendo un favor de amigos al prestarnos dinero.

No, no, y no. Eso no es así. El que otorga un préstamo lo hace para ganar dinero a mediano o largo plazo. Lo hace porque tiene con qué, y porque hay personas que necesitan el efectivo en sus bolsillos. Ojo, no estoy criticando ni diciendo que hacen nada ilegal, nada más estoy contando cómo es, y me parece bien que así funcionen mientras las cosas se hagan de buena fe.

A lo que voy con esta pequeña introducción es a hablar sobre los prestamos baratos que están invadiendo las ciudades con ofertas que en cierto punto son ridículas pero muchas personas creen, y luego se lamentan.

Los intereses que otorgan las entidades privadas al momento de otorgar un préstamos no son inventados ál azar. Son números estudiados y que se regulan entre sí. La competencia entre diferentes compañías lleva a subir y bajar números dependiendo del momento económico que se esté viviendo y de su plan de obtener y fidelizar clientes.

Por ésto mismo les digo que si el promedio de la tasa de interés para préstamos personales es, por poner un número cualquiera, del 8 por ciento, siempre DUDEN cuando aparezca una supuesta entidad que los ofrece al 4 por ciento. Con dudar no se pierde nada, y en este “negocio” siempre hay que estar precavido. Mejor prevenir que curar, como diría mi abuela.

Los prestamos baratos existen en muchísimos lugares, y en muchos casos son totalmente reales, porque pueden formar parte de una promoción o de una campaña de márketing, o lo que fuere. Pero siempre es importantísimo verificar el estado de la entidad que nos quiere prestar el dinero a tasas bajas.

Una gran cantidad son fraudes, y hay casos comprobadísimos por todos lados. A veces, es mejor pagar un poco más de interes a una compañía seria que perderlo todo por haber arriesgado a darle nuestro dinero a una compañía fantasma de prestamos baratos. Por eso siempre digo, tengan cuidado, busquen reseñas, verifiquen qué tan serias son las compañías. Se evitarán problemas.

Leave a Reply