Refinanciación de préstamos y deudas, guia 2017: Requisitos y Documentación

En un gran número de familias, la situación suele ser la de estar pagando una hipoteca, además de otros créditos y préstamos, como la letra del coche, la tarjeta de crédito, además de uno o varios préstamos personales. Esta situación hace que en ocasiones, muchas de estas familias pasen por ciertos apuros o problemas para afrontar todos los gastos mensuales, incluidas las cuotas de los diferentes créditos solicitados, algo que en ocasiones puede convertirse en un auténtico problema para la economía y el patrimonio familiar.

Para aliviar esta situación, existe una fórmula de financiación: la refinanciación de préstamos, o también llamada refinanciación de hipotecas.

Básicamente, la refinanciación de préstamos consiste en la agrupación o reunificación de todos los préstamos y deudas dentro del préstamo hipotecario. De esta manera, se incluyen todos los créditos en una sola cuota con las condiciones del préstamo hipotecario, que por lo general suelen tener intereses más bajos y un plazo mayor. Con todo esto, la cuotas de los diferentes préstamos se unifican y reducen considerablemente, llegando en ocasiones a una reducción del 50%.

Para ello, lo normal es realizar una ampliación de la hipoteca, y con esta ampliación cancelar todos los préstamos que se tengan, de esta forma únicamente pagaremos la cuota de la hipoteca incluyendo la ampliación. Al realizarse en un plazo de tiempo más largo, las cuotas se reducen considerablemente.

También es posible incluir dentro de la refinanciación dinero adicional para disponer de liquidez.

Requisitos y Condiciones de la refinanciación de Préstamos

La refinanciación de préstamos resulta una fórmula útil de financiación en cierto tipo de situaciones.

Sin embargo, sí que hay algunos requisitos o parámetros mínimos que deben cumplirse para que se conceda la refinaciación.

Alguos de estos requisitos o parámetros mínimos son:

  • El bien hipotecado debe ser de uso residencial: pisos, chalets, apartamentos, etc.
  • No estar incluido en RAI o ASNEF
  • El importe total de la refinanciación no debe ser superior al 70% del valor de tasación
  • El nivel de endeudamiento no debe ser superior al 40%
  • En el caso de que el bien aportado como garantía no cumpla estas condiciones mínimas, aún sigue siendo posible acceder a la refinanciación, incluyendo garantías adicionales: es la doble garantía.

No obstante, hay que tener en cuenta que cada entidad financiera utiliza sus propios criterios y valoraciones de riesgo, por lo que una operación que no ha sido aprobada por una entidad, sí podría aprobarse por otra.

Documentación Necesaria para la Refinanciación de Préstamos

Al solicitar una refinanciación de préstamos, la entidad financiera nos solicitará cierta documentación. Esta documentación servirá para hacer un estudio de su caso y verificar su viabilidad, así como justificar las garantías aportadas.

Por lo general, la documentación solicitada suele ser la siguiente:

  • DNI del/los solicitantes del préstamo/propietarios.
  • Nota simple del mes en curso
  • Escritura de propiedad.
  • Tres últimos recibos de la hipoteca si el bien se encuentra hipotecado.
  • Tres últimos recibos de los préstamos pendientes
  • Último recibo del IBI
  • Tasación reciente
  • Justificantes de ingresos: contratos de trabajo, últimas nóminas, vida laboral, IRPF, etc.
  • Teléfono de contacto
  • Importe pendiente de la hipoteca
  • Importe en préstamos a cancelar

Si va a solicitar una reunificación de préstamos, le recomendamos que recopile esta documentación, se la pedirán en el caso de que solicite una refinanciación y reducirá el tiempo de estudio y aprobación.